Chucho Reyes, pintor de escencias. 1880 – 1977

Una de las cualidades más importantes para el pintor de asuntos reales, figurativos, reproducidos de lo que vemos, es sin duda, su capacidad para transmitir el alma, el espíritu, la esencia de sus modelos. Y quienes pueden hacerlo, casi siempre posan sus intereses en la representación del cuerpo humano; algunos lo hacen con absoluta réplica de la realidad que miran y otros, buscan transmitir las emociones de sus personajes pero siempre lo más cercano a la realidad.

Sin embargo cuando alguien busca la esencia de quienes tejen la cultura de un pueblo, sus animales, los santos a los que les reza, las imágenes seductoras del color, flores, vírgenes. Pero sobre todo el ambiente y el espíritu de las cosas; entonces estamos frente a alguien que busca retos, conoce a su pueblo, tiene un gran carácter y además es realmente talentoso. Justo los atributos que debe tener un artista de pensamiento, palabra y obra.

Pero la sorpresa crece cuando vemos que la técnica utilizada es única, barata,  regionalista y alusiva a las fiestas del pueblo: Papeles de china, pocas tizas, muchas pinturas de colores que conjuntamente son capaces de reproducir al mundo y el ánima de cada flor, cada personaje, cada fiesta o devoción. Alguien que es capaz de transformar en arte sus rudimentarios instrumentos con talento.

Chucho Reyes, como lo conocemos todos, en realidad se llamaba José de Jesús Buenaventura de los Reyes Ferreira; fue pintor, coleccionó antigüedades, se estableció como anticuario y hombre de cultura y del pueblo. Gran amigo de los arquitectos Luis Barragán y Mathías Goeritz, admirador de Marc Chagall y sus temas surrealistas.

Creyente católico consumado, gourmet de las delicias de la comida casera y cotidiana, visitó templos, continentes y ciudades, cató los mejores vinos, se arrulló con el murmullo de bosques y cascadas y aprendió los secretos del lenguaje de la arquitectura junto con sus amigos.

Creó una obra de carácter plástico, tan expresionista y viva como lo aprendió de sus maestros Orozco, José Guadalupe Posada, Juan Soriano y la vida misma en las ferias, los talleres de alfarería, con los artesanos del papel, las vírgenes y los santos de tantos templos visitados y las tradiciones de su tierra como las peleas de gallos, los globos de colores y las calacas en día de muertos, igual que las flores y los payasos.

Los Cristos y las virgenes llenos de culpas redimidas y pecados perdonados, son merecedores de las atenciones angélicas de serafines y querubes que bajan del cielo el perdón convertido en la música de sus arcángeles, llenos de luz. Diablotes y santitos, en sus alardes de color y pinceladas juguetonas se vuelven amigos para siempre bajo el perdón otorgado por el arte de Chucho Reyes.

Especial atención y alegría transmiten los gallos poseedores de las plumas mágicas que organizan volúmenes de sus cuerpos al vuelo y en total armonía con crestas levantadas, las alas en plena acción y sus patas firmes como quien impone su fuerza para triunfar, aunque si de belleza se tratara, ambos serían rotundos ganadores sobre el concurso para saber quién es el mas hermoso y más gallo, como el mejor de los galanes.

Por supuesto que este trabajo tan sencillo y en principio artesanal, acabó por ser colgado en las salas del Palacio de Bellas Artes, mostrado en las mejores publicaciones, atesorado en las más selectas piezas de los coleccionistas de arte, prisionero en los libros codiciados de los mejores escritores, como Elena Poniatowska y reconocido por los más estrictos amigos del artista.

Pero sobre todo, Chucho Reyes, es pintor popular, poseedor de la figuración que no conoce cursilería y el aire de abstracción capaz de compartir la fuerza con quien mira. El autor, sin ser un teórico es una especie de alquimista de la plástica, que igual convence a eruditos tanto como a los aprendices.

En resumen es un imperdible para el coleccionista de experiencias estéticas con recargas de calidad.

Margarita Magdaleno R.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s