María de Magdala

Con el Miércoles de Ceniza da principio la Cuaresma para el mundo de la fe cristiana. Vienen a la mente infinidad de personajes, lugares y circunstancias que se describen en el libro máximo que es la Biblia. Para el mundo del arte, siempre, esta fuente de información ha sido consultada, evocada y sobre todo, interpretada, cientos de veces como elemento básico para nutrir de información a los cientos de artistas plásticos que han consultado y seguirán haciéndolo en busca de datos que permitan establecer la estructura básica y los mensajes de su trabajo.

Entre los cientos de personajes que deambulan en estas narraciones, de manera distinguida se encuentra María Magdalena, cuyo nombre proviene de su región de origen: Magdala. Personalmente, uno de mis personajes favoritos es ella, la mujer hermosa a quien no saben dónde ubicarla en esta historia fundamental.

En el mismo documento existen cuatro versiones, por lo menos, que narran el origen de María Magdalena. Y van desde la pobre mujer poseída por los demonios que Jesús fue el único capaz de expulsar, la mujer galante que se acerca a Jesús bañándolo en finos perfumes de nardos hasta ser la hermana de Martha y de Lázaro, quienes miran con asombro el resucitamiento de su hermano gracias a la intercesión de Jesús, y hasta la esbozada mujer galante que llega a ser esposa de Jesús. Yo no estoy para juzgar sino para admirar.

Como siempre, todo depende del cristal con que se mire. El caso es que este personaje es una verdadera mina de posibilidades para representarla en manos de los más grandes artistas de todos los tiempos. La iconografía que la identifica, las intenciones que lleva, el lugar que ocupa en la vida de Jesús, su belleza puesta de manifiesto en todos sus actos hsta la imaginación desatada de los artistas que enloquecen de acuerdo a sus pasiones y a la información que tienen o la que más se acerca para llamar la atención de un público amante de observar con calma los protagonistas surgidos entre en fervor popular y el talento de los artistas.

Una de las grandes discusiones es acerca de que si era o no de la vida galanate; situación que plásticamente se manifiesta a partir de la presencia de las más exquisitas emociones como la dulzura de la mirada, la sensualidad de su entrega para servir a Jesús, los atributos físicos que la distinguen y que se antojan al servicio de una mujer fuerte, sin maquillaje, con carácter de lideresa, ataviada con telas sueltas sobre su cuerpo, que permiten detectar sus curvas y la presencia eventual de una mirada especial, la piel de un pie profundamente femenino, la blancura de su cuerpo, la erección de sus pezones bajo sus mantos y la cara de enamoramiento rotundo que la movía por la vida; además de una cabellera roja (así la pintan aunque en la Biblia no existe ese dato), larga y abundante , su anatomía de redondeces, los movimientos de una mujer que muestra gran fuerza vital.

Aquí se puede pensar en que cada autor la pinta dependiendo de sus propios gustos inspirados por la Biblia. El caso es que María Magdalena puede ser la más pura o la más sensual y cada quien la coloca en el papel que más le guste, como seguramente ha sucedido con los creadores de semejante deliciosa imagen.

Yo la prefiero exuberante, llena de vida con ojos de mirada profunda, ardiente  y una actitud de entrega que puede leerse hasta en las articulaciones de su cuerpo. Y no sé si era una mujer de la vida galante, pero llena de galanura sí, seguramente.

No la ubico como una pecadora sino fascinante. Tampoco es sumisa sino servicial. No hay vanidad en ella pero si una belleza que adquiere forma desde el fondo del corazón hasta la tersura de su piel, los pies descalzos, el cuerpo adivinado bajo las telas y al lado de un Jesús, que fue lo mejor del mundo.

Después de que Jesús resucita, María Magdalena desaparece del horizonte bíblico…y del pensamiento de la mayoría de los mortales.

Margarita Magdaleno Rojas


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s