El arte en la Bandera Nacional Mexicana

Estamos tan relacionados con la Bandera Nacional, nos es tan frecuente, que pareciera formar parte de la familia, por lo que nunca o casi nunca indagamos tanto acerca de sus orígenes y transformaciones y tampoco se nos ocurriría pensar que ese diseño tan conocido, tuvo que salir de algún lado y que alguien lo hizo; antojándose por consiguiente, que su diseño hubiera sido encargado a un artista relevante en el mundo de la plástica.

La realidad es que el Lábaro Patrio ha tenido diferente fisonomía desde el día que fue declarado el movimiento de Independencia, empezando por un estandarte guadalupano que nos dio la primera imagen en un lienzo para enarbolarla a partir de entonces.

Actualmente la sofisticación llega a determinar todas las Normas de Calidad del caso: Elaboradas en Nylon, lavado a 190 ºC de temperatura en sus tres lienzos, de los colores que conocemos, en sus medidas de 26.6 X 50 mts para las banderas oficiales con astas de 100 mts. Y con todo lo que pueden costar, son las obras de arte más baratas y más reproducidas de la historia.

Después de la Guadalupana, los estandartes cambiaron de imagen por los recuerdos de la fundación de la Gran Tenochtitlán con algunos elementos representativos de los gobernantes en turno, como las coronas imperiales, o aquella que rompió las tradiciones que fue usada por Morelos y era un fondo blanco con cuadros alternados en azul con águila, nopal  y cordón imperial.

Sabemos que no siempre ha sido un ondulante lienzo porque se dice que el Cura Hidalgo entregó, en Atotonilco, un óleo. Hasta el gran brinco que damos en 1821 cuando fue declarada por Iturbide la Nación Independiente que fue representada con los colores que conocemos y la Corona. Entre 1821 y 1823 con la bandera Trigarante enarbolada también por Iturbide, con los colores diagonales y las estrellas.

Los diseños han sido variadísimos, prevaleciendo siempre la historia de la fundación de la Gran Tenochtitlán como base del Escudo Nacional que todos identificamos con el águila de perfil mirando hacia la izquierda, devorando la serpiente, siendo el águila el elemento de más variantes, a veces de perfil, a veces de frente; pero esencialmente lo mismo.

Venustiano Carranza en 1916, aparentemente, fue el primero en encargar a un artista plástico, Antonio Gómez, la creación del Escudo Nacional. Del Maestro Gómez Rosas, podemos decir que nació en Orizaba en 1916 y murió en 1977; tuvo como seudónimo El Hotentote (Tartamudo) y su trabajo es recordado por los enormes telones que pintaba con temas de crítica social y que, engalanaban el edificio de San Carlos, durante los tradicionales bailes universitarios.

Hasta 1968 año en el que el Presidente Gustavo Díaz Ordaz encargó al Mtro. Francisco Eppens Helguera la nueva Bandera Nacional que se estrenaría durante los XIX Juegos Olímpicos.

Francisco Eppens Helguera, nació en San Luis Potosí en 1903 y murió en el DF en 1990; perteneciente a la Escuela Mexicana de Pintura, fue gran ilustrador y muralista. Uno de sus murales memorables forma parte de la invaluable colección de los murales del Campus de la UNAM.

La realidad es que la Bandera Nacional aparece de manera protagónica en innumerables obras de arte muy representativas para México y sólo por citar algunos regios ejemplos están los murales del Castillo de Chapuepec, con el homenaje a Juan Escutia, quien se envolvió en la Bandera antes que entregarla a los invasores y que luce en la bóveda de la escalera del Castillo. O la entrada de Madero a México, donde en el desfile improvisado no puede faltar la gran insignia, tan bien representada por O´Gorman.

Carranza solicitó al Mtro. Jorge Enciso y a Antonio Gómez el modelo definitivo y oficial de las Banderas Nacionales. Su propuesta ondeó el 15 de Septiembre del año constitucional de 1917. Jorge Enciso, pintor tapatío en 1879, destacó en los campos del Diseño Industrial, la pintura y la museografía; perteneció a la Vanguardia Mexicanista hasta que murió en el DF en 1969.

Actualmente todo lo referente a cualquier representación oficial de los símbolos parios, sea la Bandera, el Escudo Nacional, el Himno Nacional, su uso o cualquier asunto de referencia, se encuentra reglamentado por la Ley y es responsabilidad de la Secretaría de Gobernación.

Margarita Magdaleno Rojas.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s